Saltar al contenido
Gambito de Ajedrez

Rustam Kasimdzhanov

Biografía de Rustam Kasimdzhanov

Dentro del listado de campeones de la FIDE, hablaremos de la biografía de Rustam Kasimdzhánov quién logró mantener una puntuación de 2672. Gracias a esto logró convertirse en jugador número 50 de todo el mundo.

Nacimiento y juventud de Rustam Kasimdzhanov

Rustam nació un 5 de diciembre de 1979 dentro del seno de una familia uzbeka, la cual en aquel entonces pertenecía a la Unión Soviética. Comenzó a jugar al ajedrez desde muy pequeño, inculcado por sus padres.

A la edad de 24 años en el año 2004 finalmente llegó a ganar el campeonato mundial de la FIDE.

Carrera ajedrecística

Rustam Kasimdzhanov FIDESu carrera fue creciendo dejando a todos asombrados, pues no era el favorito a pesar de haber logrado superar a todos sus oponentes. Su estilo de juego siempre se caracterizó por ser muy imponente y seguro.

A sus 24 años de edad logró ser el campeón mundial en Libia en julio del año 2004. Para ese entonces no tenía muchos fanáticos que lo apoyaran pero sin embargo, no fue impedimento para vencer a sus siete rivales entre los cuales se encontraban los más grandes maestros nominados a obtener el título.

Datos Curiosos de Rustam Kasimdzhanov

Dentro de la vida ajedrecística del GM Rustam Kasimdzhanov, han existido ciertas curiosidades bastante sorprendentes que nos hacen preguntarnos ¿Por qué aún no es tan reconocido?

Rustam KasimdzhanovSe dice que, durante un torneo en 2018, la empresa Polar realizó un estudio sobre la frecuencia cardíaca de los jugadores. De allí se descubrió que Rustam, exactamente en dos horas de partida, ya había quemado hasta 500 calorías, algo que, fácilmente puede quemar un jugador de tenis durante una hora.

La frecuencia respiratoria de los jugadores de ajedrez se triplica durante una partida, la presión arterial y las contracciones musculares se elevan. Todo esto nos lleva a una pérdida de peso promedio, probablemente un kilo al día por lo que, podríamos llegar a perder hasta cinco kilos si participáramos en un torneo de 10 días aproximadamente y jugáramos hasta seis veces.

La vida de Rustam no ha sido lo suficientemente pública, probablemente porque no sea el favorito o porque simplemente él no disfruta de convertirse en una celebridad, a pesar de todo, su nombre dejó de sonar tras su última competición en la FIDE.

Antes de cada torneo y en su día a día, Kasimdzhanov solo disfruta de tomar té y se ejercita todos los días jugando al tenis y al baloncesto. A menudo compara el ajedrez con el tenis.

Carta de Kasimdzhanov, una idea descabellada

GM Rustam KasimdzhanovSu nombre apareció nuevamente en todos lados gracias a la carta que escribió. Una carta en la cual, existen muchas conclusiones. El ex-campeón del mundo Kasimdzhanov redacta un intento de solución a un problema bastante sonado en el mundo ajedrecístico.

La solución se basa en crear partidas de desempate para deshacer los resultados de tablas, algo considerado el cáncer del ajedrez pero, dicha solución, por lo general resulta demasiado agotador para cualquier participante. Los jugadores, para poder llevar este plan a cabo, deben de tener una condición física muy bien preparada, y eso solo los desviaría un poco del objetivo principal del ajedrez el cual es derrotar a tu oponente con ayuda de tu mente, no de tu físico. Con esta idea las partidas durarían hasta cinco horas causando un agotamiento mayor.

Rustam Kasimdzhanov chessEsta idea surgió, puesto que, Rustám Kasimdzhanov se empeña en comparar el ajedrez con el tenis, algo que realmente no tiene sentido, pues en el tenis los torneos se juegan con eliminatorias y en el ajedrez esto no ocurre mucho. En el ajedrez, juegan todos contra todos y es completamente válido que las partidas queden en empate, algo que, no siempre es decepcionante pues existen muchas partidas que resultan muy interesantes y emocionantes. Es por ello que no es necesario eliminar los empates sino eliminar las malas costumbres de los jugadores quienes no les gustan las derrotas.

Su ideal cada vez se rechaza más y más, puesto que, no debemos olvidarnos de jugadores como Bobby Fischer, quién dentro de su locura decidió no enfrentarse a otros jugadores por miedo a ser vencido, muchos maestros del ajedrez deciden no jugar a la hora de elegir el formato de desempate.

A pesar de todo, la iniciativa de Rustám Kasimdzhanov FIDE tras hacer esta sugerencia es válida, pues generó debates sobre sus ideales y se aprecia mucho el hecho de que aporte algo nuevo al juego en sí. Aunque sus soluciones no parezcan las más acordes, queda como incógnita encontrarles sentido para los jugadores de ajedrez del próximo siglo.